¿Se considera bullion a cualquier moneda de oro o plata, o tiene que cumplir algunas condiciones?

Enviado por: Luis Domingo, Madrid
5 mayo 2017 05:05

Como premisa, el hecho de que una moneda haya sido acuñada en metales preciosos, oro o plata, no implica que sea considerada como bullion. El significado literal del término inglés bullion es el de oro en lingotes o barras. Pero en realidad el término bullion se utiliza para denominar a las monedas de este metal emitidas por algunos estados y dedicadas a la inversión.

El nombre proviene del apellido del ministro francés de hacienda del rey Luis XIII, Claude de Bullion (1569-1640). Fue precisamente en 1640 cuando creó una de las monedas más majestuosas de la numismática francesa: el Luis d’Or, pieza de oro de 22 quilates.

El resto de monedas acuñadas en metales preciosos, oro, plata, platino o paladio, que no están destinadas a la inversión son consideradas monedas de colección. Entre las condiciones más destacadas que ha de tener una moneda de oro para ser considerada como bullion o moneda de inversión cabe señalar las siguientes:

- Un bullion ha de ser emitido por un estado y respaldado por la legislación vigente. Si bien puede ser acuñado por una Casa de Moneda estatal o privada.

- Ha de contener un valor facial o nominal, normalmente muy por debajo del valor real del contenido en metal precioso.

- Tiene que mantener una unidad de criterio respecto al peso y masa de 1 onza troy, equivalente a 31,10 gramos. A partir de ahí puede contar con divisores o fracciones de hasta 1/20 de onza.

- La finura del oro que contiene el bullion ha de ser de 900 milésimas como mínimo (Krugerrand), aunque los bullion de oro contengan habitualmente 9999 milésimas: American Eagle, Maple Leaf, Filarmónica, etc.

- En el caso de Europa los bullion han de ajustarse a la Directiva 98/80 / CE del Consejo de 12 de octubre de 1998 - Régimen especial para el oro de inversión.

- Su precio se fija a partir del fixing diario en el mercado mayorista del London Bullion Market, sumándole distribuidores, comerciantes, entidades bancarias y casas de moneda una prima considerada de gestión sobre dicho precio de mercado: extracción del metal de las minas, refinado, elaboración o acuñación, almacenamiento, transporte, etc.

Respondido por: Oroinformación