La “Libertad” de plata de México sigue siendo el tercer bullion mundial

La tradición que ha marcado a la Serie Libertad de Plata desde 1982 ha venido acompañada del reconocimiento que el diseño y la gran calidad de la pieza ha tenido alrededor del mundo. De hecho, en América, el bullion Libertad está considerado como la tercera moneda de plata acuñada para la inversión con mayor demanda en el mundo, detrás del Eagle estadounidense y de la Filarmónica austriaca.

Su demanda tanto en Estados Unidos como en Europa sigue en aumento, de ahí la nueva emisión, la número 37, con fecha 2017 que sigue batiendo récords a nivel mundial.

En 1981 la Casa de Moneda de México decidió acuñar monedas para la inversión y colección en oro de 900 milésimas, con la imagen de la Libertad alada o Victoria en su reverso. En realidad, el conocido como “Ángel de la Independencia”, monumento que se haya situado en el Paseo de la Reforma de México DF. La imagen en el reverso de la moneda está flanqueada a ambos lados por los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl. El peso y la pureza de esta moneda de oro, así como el año en que fue acuñada, aparecen en forma de arco en la parte superior. El diseño fue ligeramente cambiado en 1996.

En el anverso de la moneda aparece el escudo nacional de México; un águila venciendo a una serpiente, que aparece en el Códice Mendocino. La inscripción en la parte superior del escudo reza “Estados Unidos Mexicanos”. En las monedas de una onza de plata aparecen diez escudos pequeños formando un círculo alrededor del águila. Es importante saber distinguir entre la edición para coleccionistas – las llamadas ediciones de prueba – y las ediciones de monedas de inversión. Éstas últimas son las más vendidas.

Cada bullion Libertad pesa 1 onza (31,10 gramos), mide 40 milímetros y se acuña en plata pura de 999 milésimas.