El porqué de los lingotes de oro en forma trapezoidal y otros tipos poco comunes

Si hablamos de lingotes de oro o plata la imagen más recurrente, la primera que nos viene a la cabeza, es imaginarnos con su forma de pirámide truncada tan característica y práctica para su almacenamiento y transporte. Pero igual que existen de distintos tamaños/pesos, también pueden presentarse con otro aspecto, dependiendo de la zona geográfica donde se fundan.

En Occidente, la forma común de los lingotes es la más extendida y conocida, la de pirámide truncada; pero en la India o Pakistán no es difícil encontrarlos con forma cuadrada o redondeada; en Tailandia o Hong Kong pueden ser tipo "donut", redondos con un agujero en medio para poder trasportarlos en cuerdas.

En China los lingotes tienen forma de barcos de papel desde la época de los emperadores, siendo un símbolo de transferencia de riqueza de un punto a otro o de una persona a otra. En cualquier caso, lo verdaderamente importante es que estén certificados y avalados por los organismos competentes, de tal forma que tengamos plena seguridad de su pureza y peso.

El sello “Good Delivery” (buena entrega) en los lingotes de oro es la marca que garantiza que cumplen con la homologación de la London Bullion Market Association (LBMA), y por lo tanto son un lingotes aptos para ser aceptados en transacciones bursátiles o comerciales en cualquier parte del mundo.

Asimismo, la designación “London Good Delivery” acredita que una refinería cumple los estrictos requisitos de calidad para poder comercializar lingotes de oro y de plata estandarizados en cualquier lugar del globo. Las refinerías que cumplen dichos criterios de la LBMA están en el listado "LBMA Good Delivery List".

Lingotes paralelepípedos

La facilidad de transporte y el almacenamiento de los lingotes de fundición son importantes para su característica forma, pero no son los únicos motivos que han hecho que se mantenga por tantas décadas. Además de ser tradicionalmente la presentación más reconocida del oro, el principal motivo es que son más prácticos, ya que cuando se funden y cuelan los metales preciosos en los moldes, (lingoteras generalmente de hierro fundido) la forma paralelepípeda o pirámide truncada de base rectangular, facilita su vaciado al enfriar.  

En este punto tenemos que diferenciar los lingotes de oro de fundición, llamados “cast”, de los de acuñación, o “minted”.

Los lingotes de oro de fundición se fabrican mediante el volcado del oro fundido en un molde, mientras que los de acuñación se fabrica sobre un cospel cortado de una lámina de oro con las dimensiones requeridas. La marca del ensayador, el peso y la pureza del metal casi siempre se graban en este proceso mediante prensado.

Lo fundamental a la hora de adquirir oro, ya seamos particulares, empresas, bancos o gobiernos, es hacerlo con las máximas garantías, con lingotes de oro certificados, grabados con el número de serie, sello del refinador, pureza, peso y año de fabricación, nos explican desde Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión (SEMPI).