Rusia podría duplicar su producción anual de oro para el año 2030

Rusia ocupa en la actualidad el tercer lugar en la lista de los mayores productores mundiales de oro, por detrás de China y Australia. Pero las buenas perspectivas del sector minero ruso, gracias al descubrimiento de nuevos yacimientos de oro, permiten pronosticar que, para 2030, el país se habrá situado como segundo mayor productor mundial, después de haber duplicado su producción anual de oro actual.

Según los datos de la consultora especializada en metales preciosos Metals Focus, Rusia produjo en 2017 un total de 273,7 toneladas de oro, que representaron el 8,3% de la producción global de este metal. Por encima se situaron China, con 429 toneladas y, a menor distancia, Australia, con 289.

Sin embargo, la información difundida por el director general adjunto del Instituto de Geotecnologías ruso, Mijaíl Leskov, apunta a que la situación podría cambiar en los próximos años. El descubrimiento de nuevos yacimientos en territorio ruso va a permitir que la cifra de producción anual crezca en 1,5 veces la cifra actual para el año 2025, y se duplicará respecto a la cifra actual para 2030.

Con estos datos, Rusia recortaría su distancia con respecto al primer productor mundial China (cuya producción decreció en 2017 con respecto al año anterior) y superaría a Australia, situándose como segundo mayor productor mundial.

Esto permitiría a Rusia recortar distancias respecto a China, donde la extracción del metal se está reduciendo, y pasar a ser el segundo productor de este metal.

Otro país que está experimentando un importante crecimiento en cuanto a producción minera de oro es Canadá, que en 2017 produjo un total de 171 toneladas de metal, ocupando el quinto puesto en la lista de mayores productores.

Canadá tiene previsto incrementar su producción actual de oro en un 80% en los próximos cinco años, con lo que podría disputarle el segundo puesto mundial a Rusia.