Italia dedica una moneda de plata a la consagración de la Catedral de Pisa

El 900 aniversario de la consagración de la Catedral de Pisa ha sido al argumento escogido por la ceca de Roma para la emisión de una nueva moneda de colección, acuñada en plata.

El Istituto Poligrafico e Zecca dello Stato, organismo encargado de la acuñación de monedas en Italia, ha presentado una nueva emisión de moneda de colección, en plata, dedicada al 900 aniversario de la consagración de la Catedral de Pisa, que tuvo lugar en 1118 por el Papa Gelasio II.

Acuñada en plata de 925 milésimas, calidad proof, la moneda, de cinco euros de valor facial, tiene un peso de 18 gramos y un diámetro de 32 milímetros, con el canto estriado. La emisión está limitada a 4.000 piezas.

El diseño es obra de Annalisa Masini. El anverso muestra una vista aérea de la Piazza dei Miracoli de Pisa, con el Baptisterio, la Torre inclinada y el Duomo de Santa María Asunta, la catedral medieval. En la base de la Torre de Pisa aparece la firma de la diseñadora, “A. Masini”, y en la leyenda de alrededor, el nombre del país emisor: “Repubblica Italiana”.

En el reverso aparece un detalle de la fachada de la catedral, junto a una escena extraída de uno de los 24 relieves en bronce que decoran la Puerta de San Raniero del Duomo, obra del escultor Bonanno Pisano.

En la parte superior figuran el año de consagración de la catedral, 1118, y el año de emisión de la moneda, 2018. En la parte inferior aparece el valor facial, “5 euro”. A la derecha, la “R” que constituye la marca de la ceca de Roma. Y alrededor, la leyenda “Consacrazione del Duomo di Pisa”.

Se trata de una hermosa pieza dedicada a una de las catedrales más visitadas de Italia. El conjunto formado por la Catedral medieval de Santa María Asunta, el Baptisterio y la emblemática Torre de Pisa constituyen un símbolo del prestigio de la ciudad, como una de las más importantes repúblicas marítimas.

La construcción de este conjunto monumental se inició en 1603, de la mano del arquitecto Buscheto. Su estilo combina elementos románicos, góticos, de estilo lombardo-emiliano, junto a elementos islámicos y bizantinos, como una muestra de la presencia en los mercaderes pisanos en diversas partes del mundo.

El conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.