El toro negro de Clarence, símbolo de Eduardo IV, en onza de oro de Reino Unido

El quinto lanzamiento por parte de la Royal Mint (Real Casa de la Moneda del Reino Unido, Ceca de Llantrisant) de la moneda de colección de 100 libras en oro, de la serie “Bestias de la Reina”, ha sido dedicada al “Black Bull of Clarence”, el emblema de Eduardo IV, primer rey de la Casa de York.

La colección “Bestias de la Reina” está dedicada al antiguo arte de la heráldica, y da vida a las diez estatuas imponentes que vigilaron la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953, como símbolos de las diferentes líneas de ascendencia reunidas a través de una joven a punto de ser coronada como reina.

El Toro Negro de Clarence fue el símbolo de Eduardo IV, el primer rey de Inglaterra de la Casa de York, que presidió la Guerra de las Rosas. Su familia eligió la figura del Black Bull como representante de la Casa de York por su virilidad y fuerza. Una estatua del “morlaco” presidía la entrada del puente que daba acceso al Palacio de Hampton Court, en el municipio londinense de Richmond upon Thames.

Tras el éxito del “León de Inglaterra”, el “Grifo de Eduardo III”, el “Dragón de Gales” y el “Unicornio de Escocia”, la Royal Mint presenta ahora una nueva moneda de 1 onza de oro puro diseñada por Jody Clark.

Las monedas bullion dedicadas al Black Bull también están disponibles en una edición de oro fino de ¼ de onza y en una edición de plata fina de dos onzas.

La onza (31,21 gramos) ha sido acuñada en oro de 999,9 milésimas, con valor nominal de 100 libras esterlinas y un diámetro de 32,60 milímetros.

El anverso reproduce la efigie de la reina Isabel II rodeado por la leyenda “100 Pounds. Elizabeth II. D.G.Reg.F.D” (100 Libras reina Isabel II Por la Gracia de Dios Defensora de la Fe).

El reverso muestra la imagen del Toro Negro de Clarence rodeado por la leyenda “Black Bull Of Clarence. 1Oz. Fine Gold. 999,9 2018” (Toro Negro de Clarence. 1 Onza de Oro Fino de 999,9 milésimas 2018).