Vendida por 1,7 millones de dólares una histórica moneda de oro de Washington

Una histórica moneda de oro con la efigie del primer presidente de los Estados Unidos, George Washington, y acuñada en el año 1792, ha alcanzado un precio de 1,7 millones de oro en la subasta celebrada el pasado 16 de agosto por Heritage Auctions.

Como ya informamos hace unas semanas en este periódico, se trata de un Eagle de oro acuñado en 1792 como prueba, de cara a la fundación de la United States Mint, y entregado al propio George Washington. Aunque la moneda nunca llegó a circular, debido a que el primer presidente consideraba que incluir su retrato en las monedas era demasiado “monárquico”, Washington conservo la moneda como un amuleto.

Desde Heritage Auctions, la compañía que se ha encargado de subastar esta histórica pieza, su cofundador Jim Halperin ha subrayado que “los investigadores numismáticos coinciden en que esta pieza es una de las monedas más importantes de la historia de los Estados Unidos”.

Se cree que la moneda, que cuenta con el retrato de George Washington en el anverso y un águila en el reverso, fue entregada al propio presidente como prueba por parte de uno de los empresarios que aspiraban a obtener la concesión de la acuñación de monedas en los Estados Unidos, y que el presidente la conservó como recuerdo.

La histórica subasta organizada por Heritage Auctions (era la primera vez desde 1890 que la pieza de 10 dólares de oro se subastaba), tuvo lugar el pasado 16 de agosto en Filadelfia y concluyó con el remate de la moneda por 1.740.000 dólares, cantidad que irá destinada íntegramente a causas benéficas.

Desde que fuera acuñada en 1792, tan solo ocho numismáticos han tenido la fortuna de poseerla. La última vez que cambió de manos fue en 1942, cuando la adquirió el prestigioso coleccionista estadounidense Eric P. Newman.

Newman, fallecido en 2017 a la edad de 106 años, fue uno de los coleccionistas más reputados de los Estados Unidos. Desde 2013, Heritage Auctions ha subastado más de 19.000 lotes procedentes de la colección Newman, que han sido adjudicados por una cifra total de casi 73 millones de dólares, que han sido destinados a diversas organizaciones benéficas.

El célebre coleccionista consideraba el Eagle de oro de Washington como su moneda favorita, ya que representaba la profunda humildad del presidente y su deseo de anteponer el bien del país a sus intereses personales, al negarse a que su retrato figurara en las monedas acuñadas en los Estados Unidos, por considerarlo propio de una monarquía.

Las primeras monedas para uso público fueron acuñadas por la United States Mint en 1793, un año después del famoso Eagle de Washington, en cobre y plata, y mostraban la imagen de Lady Liberty en el anverso y el águila calva, que representa a los Estados Unidos, en el reverso.