La navaja multiusos "Swiss Army Knife" en una moneda de plata suiza

Con motivo del centenario de la muerte del que fuera el gran pionero de los cubiertos y artículos de cocina, el suizo Karl Elsener, la Federal Mint Swissmint ha presentado una moneda de plata, con valor nominal de 20 francos suizos, dedicada a la famosa navaja multiusos "Swiss Army Knife".

La moneda de 20 francos ha sido acuñada para la Casa de la Moneda Suiza (Federal Mint Swissmint), Ceca de Berna, en plata de 835 milésimas y diseñada por la artista Nadja Baltensweiler, de Lucerna. El peso de la pieza es de 20 gramos y el diámetro de 33 milímetros. Sus tiradas son de 30.000 ejemplares para las monedas no circulantes; 25.000 unidades presentadas en blíster y 5.000 en carpeta para coleccionistas.

En el siglo XIX, Suiza era uno de los estados más pobres de Europa y el alto desempleo obligó a muchos suizos a emigrar. Por lo tanto, la creación de empleos fue recibida con los brazos abiertos. Con esto en mente, Karl Elsener (1860 - 1918), nacido en Schwyz, fundó un taller de cuchillería en Ibach en 1884. Aprendió el oficio durante su estancia en Zug y su época como jornalero en Francia y el sur de Alemania.

A Karl Elsener se le ocurrió la idea de fabricar cuchillos para soldados similares a los que se fabricaban en Alemania. Sin embargo, su negocio era demasiado pequeño para obtener órdenes del ejército. Por esta razón, en 1891 fundó la asociación de cuchilleros suizos con el objetivo de fabricar cuchillos para los soldados junto con otros cuchilleros de Suiza.

La primera entrega se realizó el mismo año. En ese momento, el pionero de las navajas multiuso probablemente nunca habría soñado que algún día se convertiría en una compañía de fama mundial. El cuchillo del soldado era muy robusto, pero también relativamente pesado. Así que Karl Elsener desarrolló un cuchillo más ligero y, sobre todo, más elegante y con más funciones. Llamó a este modelo de navaja "Cuchillo de Oficial y Deportes" y lo protegió legalmente en 1897. Sin embargo, a diferencia del cuchillo del soldado, el Cuchillo de Oficial no se convirtió en equipamiento oficial del ejército. Esto no afectó su éxito. La "navaja suiza", como se llamaba a este cuchillo para oficiales dirigido a la exportación, comenzó a conquistar el mundo.

Tras la II Guerra Mundial, los soldados estadounidenses con base en Europa compraron las navajas suizas multiusos en grandes cantidades, como un recuerdo popular para cuando regresaran a casa.

El establecimiento en el mercado de souvenirs en la década de 1970, pero también la gran importancia de los productos en términos de calidad, funcionalidad, innovación y diseño icónico han ayudado a la firma Victorinox AG, dirigida actualmente por la cuarta generación, a lograr el reconocimiento mundial.