Los Canguros australianos, en un nuevo amanecer de oro, plata y platino

Por primera vez, desde que aparecieran como bullion de oro en 1989, la serie de monedas de inversión de Australia, el Canguro, ha sido acuñada en tres metales preciosos: 99,99% de oro puro, 99,99% de plata pura y 99,95% de platino puro, cada una autorizada por el gobierno australiano como moneda de curso legal oficial.

El lanzamiento el pasado año del Canguro en versión de plata de 1 onza generó un gran interés a nivel mundial con la demanda de la versión, con fecha de 2016, que superó los 10 millones de monedas.

El trío ahora se completa con la incorporación del primer Canguro en versión platino.

Caracterizado por la artesanía excepcional, el arte icónico y la pureza asegurada, The Perth Mint ha revelado el programa oficial de bullion de Australia para 2018, en el que se encuentra la serie Canguro.

Como el animal más potente de Australia, el famoso marsupial ha aparecido en la principal serie de monedas de oro de la Perth Mint desde 1989. Capturado memorablemente por el reconocido diseñador de monedas Stuart Devlin, los reversos de las monedas muestran el clásico canguro rojo rodeado por los rayos simbólicos del sol austral que ya se han convertido en uno de los diseños de los bullion más importantes del mundo.

Las tres versiones del Canguro, oro, plata y platino, se emiten como monedas de curso legal, según la Australian Currency Act de 1965. Por esa razón muestra la efigie de la reina Isabel II, diseñada por Ian Rank-Broadley, y la fecha del año en el anverso.

El canguro ha sido emblemático de Australia desde el siglo XVIII. La intrépida expedición de James Cook a lo largo de la costa este de Australia en 1770 proporcionó el primer registro europeo de canguros. Él y su tripulación pasaron siete semanas en la tierra en lo que hoy es Cooktown, en Queensland, después de haber sido forzados a varar el “HMS Endeavour” para repararlo después de que fue dañado en la Gran Barrera de Coral. Supuestamente nombraron al extraordinario animal según una palabra aborigen, muy probablemente gaNurru, del pueblo local de Yugidhirr.

El trío de canguros en metales preciosos se completa ahora con la incorporación de la primera moneda australiana de platino. Ofrecido únicamente como un lanzamiento de 1 oz, reemplaza al ornitorrinco australiano como una forma conveniente y rentable de poseer platino puro en forma de moneda legal oficial.

El bullion de oro de 9999 milésimas, cuenta con un peso de 1 onza troy (31,10 gramos), diámetro de 32,60 milímetros y denominación de 100 dólares australianos. La onza de plata tiene también un fino de 9999 milésimas, cuenta con un diámetro de 40,60 milímetros y su valor nominal es de 10 dólares australianos. Por su parte, con 100 dólares australianos de valor facial, la onza de platino tiene una pureza de 9995 milésimas y un diámetro de 32,60 milímetros.