Phascolarctos cinereus, Koala, el bullion australiano de 2018 en plata

Entre los diferentes animales representados en los reversos de los bullion (Springbok o antílope sudafricano, Águila norteamericana, Panda chino, Canguro australiano, etc.), destaca una de las criaturas más entrañables de la naturaleza de Oceanía: el koala. Creado en 2007 por The Perth Mint (Casa de la Moneda de Perth Australia), ahora, con la emisión de 2018, cumple sus 11 primeros años de trayectoria en los mercados de metales preciosos de inversión, celebrándolo con excelentes resultados frente a otros bullion de su género.

El icónico y simpático personaje australiano creado en plata por The Perth Mint se presenta este año con versiones de 1 onza (31,10 gramos) y de 1 kilogramo.

El diseño de 2018 retrata a un koala sobre dos ramas de un eucalipto en flor. En principio sólo 300.000 de estas monedas de 1oz serán lanzadas al mercado en 2018, mientras que la tirada de las monedas de 1 kilo será ilimitada, según pedido.

El anverso de esta moneda de plata muestra un retrato de la reina Isabel II, según diseño de Ian Rank-Broadley. Se emite como moneda de curso legal en virtud de la Australian Currency Act de 1965.

Su peso es el de 1 onza (31,10 gr.) diámetro de 40,60 mm., cuenta con un valor nominal de 1 dólar australiano y es acuñada en plata de 999 milésimas. Mientras que el bullion de 1 kilo, cuenta con 9999 milésimas de plata, valor nominal de 30 dólares australianos, diámetro de 100,60 milímetros y un grosor de 16,80 milímetros.

Desde el año 2007 han variado mucho las tiradas del Koala en formato 1 onza de plata, desde los 137.764 ejemplares de entonces a los 300.000 del pasado año, repitiendo este 2018. La mayor tirada de la versión onza de plata se consiguió en el año 2011 con 910.480 piezas.

Debido a que el Koala de plata puede tener una identidad diferente cada año, la demanda de la moneda sube o baja dependiendo de la popularidad del diseño, entre otros conceptos.

Lo que no cambia es el atractivo que desprende el pequeño marsupial diprotodonto de la familia Phascolarctidae, endémico de Australia. Es el único representante existente de la familia Phascolarctidae.

Los koalas viven en el este de Australia, donde hay más eucaliptos. A los koalas les gustan tanto estos árboles que casi nunca los abandonan. Además, gracias a sus extremidades y dedos oponibles se mantienen cómodamente sobre ellos. Los koalas pueden dormir hasta 18 horas al día, sujetos en las horquetas y rincones de los árboles.

Cuando no están durmiendo se alimentan de las hojas de eucalipto, especialmente por la noche. No beben mucha agua, por lo que su hidratación proviene de las mismas hojas. Cada koala come una gran cantidad comparado con su tamaño: aproximadamente un kilogramo al día.

Con total seguridad, los bullion Koala de plata en su versión para 2018 seguirán cumpliendo sus positivos valores, tanto para inversores como para coleccionistas.