Sección: Escuela OI

¿Es conveniente invertir en oro físico? Las 28 razones a favor

Desde este medio llevamos más de dos años explicando los beneficios y ventajas de poseer oro físico, para protegerse frente a eventualidades ajenas a nuestra voluntad y preservar nuestro poder adquisitivo. Son múltiples las razones que sirven para argumentar a favor de la inversión en este metal.

Metales preciosos en la América española: la falacia del agotamiento

La “Leyenda negra” sobre España también incluyó, desde hace siglos, la falacia del agotamiento total del oro y la plata de las tierras de Indias. Según dicha leyenda, los españoles habrían esquilmado hasta la extenuación las minas de esos metales preciosos situadas en los virreinatos de Nueva España (actual México), Nueva Granada o del Perú (que incluía hasta Panamá). Es decir, habría agotado totalmente el oro y plata americanos.

Conozca el platino, un mineral industrial rentable como inversión

El platino, aunque ahora desbancado por el paladio, ha sido una de las alternativas al oro entre los metales de inversión. Al mismo tiempo, comparte con la plata su carácter de metal industrial, con múltiples aplicaciones. Desde el Consejo Mundial de Inversiones en Platino quieren promocionar este metal entre los inversores.

Las razones por las que el bitcoin no sustituirá al oro como refugio

La desorbitada subida del bitcoin en lo que llevamos de año (más de un 400%) ha hecho replantearse a muchos inversores su postura sobre las criptomonedas e, incluso, lamentar no haber invertido en ellas para recoger ahora sus beneficios.

El real de a ocho español: tres siglos de la moneda más universal de la historia

Es de sobra conocido el capital papel que la moneda de plata española tuvo durante más de tres siglos en la economía a nivel planetario. El Imperio Español fue la unión monetaria y fiscal más grande que ha conocido la Historia, que además de dotarse de un numerario uniforme y de calidad que sobrevivió a las graves crisis económicas mundiales prácticamente inalterado hasta que la independencia de las nuevas Repúblicas Iberoamericanas acabó con el flujo de metales preciosos y con el propio sistema monetario.