La minería de bitcoin contamina más y consume más energía que la de oro

En los últimos meses se ha puesto de moda establecer comparaciones entre el bitcoin y el oro, en términos de rentabilidad, como protección del patrimonio, como alternativa de inversión a las acciones y los bonos… Diversos estudios han señalado el gran riesgo de la volatilidad de las criptomonedas, que hace temer la explosión de una burbuja como la de las “puntocom” a principios de siglos XXI. Pero ahora, un nuevo estudio apunta al consumo energético y contaminación generada por la minería de bitcoin, en comparación con la minería del oro.

Como señala Alex de Vries en su blog Digitconomist, el oro es la opción más ecológica y cuenta con el beneficio añadido de que seguirá vigente aunque no se extraiga más oro de las minas”.

Para efectuar esta comparación, De Vries ha comparado el consumo eléctrico medio necesario para generar un bitcoin con el consumo medio de una mina para obtener la cantidad equivalente a un bitcoin en oro.

El resultado de este análisis es sorprendente: minar un bitcoin consumo 2,8 veces más energía que extraer la cantidad equivalente de oro de una mina. Y eso contando con que los “mineros” de bitcoin utilicen los equipos informáticos con mayor eficiencia energética.

En el peor de los casos, la minería de bitcoin consume al menos seis veces más energía que la minería de oro.

Además de consumir más energía, De Vries sostiene que la minería de bitcoin también es menos respetuosa con el medio ambiente y deja una huella de carbono mayor. En el mejor de los casos, la producción de bitcoin genera 3,4 veces más dióxido de carbono por unidad que la minería de oro. En el peor escenario, se emite 7,9 veces más.

Para realizar estos cálculos, De Vries utilizó el índice de Consumo de Energía de Bitcoins, elaborado por él mismo, y los precios del bitcoin en el pasado mes de enero.

De todas formas, hay que tener en cuenta que los datos más recientes señalan que cada año se extrae de la tierra oro por valor de 134.000 millones de dólares, mientras que los mineros de bitcoin extraen apenas 4.560 millones de dólares en esta criptomoneda. Así que, aun asumiendo que el impacto energético y la huella de carbono son mayores que en el caso del oro, las cifras globales son menores, por su escala más reducida.