El paladio pierde fuelle en 2018 y vuelve a acercarse al platino

El precio del paladio se está desacelerando y ahora mantiene solo una pequeña diferencia con respecto al precio del platino, al que superó en septiembre de 2017 después de 16 años.

Según un informe de Commerzbank, el paladio, que había sido el metal que mayor revalorización había registrado en 2017, está perdiendo fuerza y apenas mantiene una pequeña diferencia con respecto al precio del platino, diferencia que ha llegado a perder en algún momento de los últimos días.

El precio de este metal, utilizado para la fabricación de catalizadores en los vehículos de gasolina, subió durante el año pasado, debido al crecimiento de la demanda por parte de la industria del automóvil de China y los Estados Unidos, dos de los mercados más importantes del mundo para los vehículos de gasolina.

En los últimos días, el precio ha caído por debajo de la media de los 100 días, bajando de la barrera psicológica de los 1.000 dólares la onza. Además, por primera vez en cuatro meses, el precio del platino ha llegado a estar por encima del paladio, y eso que, a principios de año, el precio de éste seguía siendo superior en 150 dólares la onza al del platino.

El paladio llegó a alcanzar un precio récord de 1.140 dólares la onza a mediados del mes de enero, aunque ahora parece haber perdido fuerza. Según Commerzbank, esta caída tiene mucho que ver con la recogida de beneficios por parte de los inversores que se habían sentido atraídos por el paladio durante el año pasado.

El pasado viernes, 9 de febrero, el precio spot del paladio caía 3,30 dólares, hasta los 984,10 dólares la onza, mientras que el platino bajaba 2,60 dólares, hasta los 975,90 dólares.