El banco más grande del mundo ve el oro a 1.312 dólares en diciembre

La caída del precio del oro en los últimos días, que lo ha llevado hasta los 1.209,65 dólares la onza el pasado 6 de agosto, su mínimo desde mediados de marzo de 2017, puede tener los días contados, según las previsiones de los analistas de ICBC Standard Bank, el mayor banco mundial.

El próximo mes de diciembre, el precio del oro podría volver a superar la barrera de los 1.300 dólares la onza, que abandonó a mediados del pasado mes de junio, después de que el metal cerrara la sesión del pasado viernes, 10 de agosto, en la London Bullion Market Association (LBMA) a un precio de 1.214,40 dólares la onza.

Según los analistas de ICBC Standard Bank, el precio del metal ya ha alcanzado su suelo y va a iniciar próximamente la escalada que lo llevará de nuevo a los niveles de hace unos meses.

“Existe el riesgo a corto plazo de una caída por debajo de los 1.200 dólares la onza si persiste la actual dinámica del mercado, pero a seis meses vista, creo que el actual ciclo ha tocado fondo y alcanzaremos unos niveles mucho más interesantes para los inversores”, señaló el analista jefe de ICBC, Marcus Garvey, en una entrevista con Bloomberg.

Para el tercer trimestre del año, las previsiones de ICBC apuntan a un precio medio de 1.260 dólares la onza, apoyado por una renovada demanda de oro físico y la calma en torno a la Reserva Federal. De hecho, desde ICBC creen que las dos subidas de tipos de interés en Estados Unidos que se esperan hasta finales de 2018 ya están prácticamente descontadas, por lo que no se esperan sorpresas a la baja.

De cara al cuarto trimestre del año, los analistas del banco apuestan por un precio medio de 1.300 dólares la onza, para un total anual de 1.299 dólares. En concreto, para el mes de diciembre esperan que el metal cotice a una media de 1.312,50 dólares.

La subida continuará durante el próximo año 2019, para el que pronostican un precio medio de 1.325 dólares la onza.

Según el análisis de ICBC, la fortaleza del dólar durante 2018 y la estabilidad en los mercados de capitales de las economías desarrolladas han pesado en el mercado del oro, provocando una corrección en su precio que estaría a punto de concluir.

En cualquier caso, y como señalan desde Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión, el hecho de que el precio del oro esté en niveles relativamente bajos es una buena noticia para quienes estén interesados en invertir en este metal, ya que es un buen momento para comprar, antes de que se recupere la tendencia alcista que pronostican los analistas.