La demanda mundial de oro fue de 1.960 toneladas en el primer semestre

Según un informe del Consejo Mundial del Oro, la demanda de este metal en el segundo trimestre de 2018 cayó hasta las 964,3 toneladas, lo que deja el total acumulado en el primer semestre del año en 1.959,9 toneladas, que es la cifra de demanda de oro más baja registrada desde 2009.

El informe Gold Demand Trends Q2, publicado por el Consejo Mundial del Oro, atribuye esta caída interanual de la demanda a la reducción de los importes de ETF de oro, que fueron de 33,8 toneladas, un 46% menos que en el segundo trimestre del año anterior.

La inversión en lingotes y monedas de oro también se redujo en el segundo trimestre del año, aunque de forma marginal, pasando de 247,8 toneladas entre abril y junio de 2017 a 247,6 en los mismos meses de este año.

El comportamiento de la demanda en los dos primeros consumidores mundiales de oro, China y la India, resultó muy dispar. Así, mientras ésta caía en la India un 5%, hasta las 39,3 toneladas, en China subía un 11%, hasta las 69,5 toneladas.

En el primer caso, la depreciación de la divisa local, la rupia, provocó una subida en el precio local del oro que desincentivó la compra por parte de los consumidores. En el caso de China, el temor a los efectos de una guerra comercial con los Estados Unidos disparó la demanda de oro como valor refugio.

Las cifras de demanda de lingotes y monedas de oro de inversión en el primer semestre de 2018 están en línea con la media de los últimos tres años: 509,1 toneladas, frente a una media de 508,6 toneladas entre 2015 y 2017.

Bancos centrales

Por lo que se refiere a las compras protagonizadas por el sector oficial, cayeron un 7% en el segundo trimestre con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta las 89,4 toneladas, aunque la cifra del primer semestre, 193,3 toneladas, fue un 8% mayor que la del primer semestre del año anterior.

Rusia, Kazajistán y Turquía fueron los mayores compradores de oro en este periodo. En el caso de la primera, acumuló 53,2 toneladas en el segundo trimestre de 2018, un 49% más que en el mismo periodo de 2017, y elevó sus reservas de oro en 105,3 toneladas (+5%) en el primer semestre.

Por su parte, Kazajistán incrementó sus reservas en 11,6 toneladas en el segundo trimestre de 2018 (+3% interanual), encadenando 68 meses consecutivos de aumento de sus reservas.

En cuanto a Turquía, las compras del primer semestre fueron de 38,1 toneladas (+82% interanual), mientras que en el segundo trimestre se elevaron a 8,3 toneladas (-6%).

Tecnología

La demanda de oro por parte del sector de la tecnología creció un 2% en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta las 83,3 toneladas.

El subsector de la electrónica se llevó 66,2 toneladas de esta demanda, un 3% más que en el segundo trimestre de 2017. El de otras industrias creció un 1%, hasta 12,9 toneladas, mientras que el dental se dejó un 4%, quedándose en 4,2 toneladas.

Suministro

Por lo que se refiere al suministro de oro, su crecimiento fue del 3% en el segundo trimestre de 2018, con respecto al mismo periodo del año anterior, totalizando 1.120,2 toneladas.

El oro procedente de la minería creció un 3% también en el segundo trimestre, hasta las 835,5 toneladas, mientras que el procedente del reciclaje aumentaba un 4%, hasta las 294,7 toneladas.

En el conjunto del primer semestre del año, la producción minera creció un 4% interanual, hasta las 1.629,5 toneladas.