Cómo se comporta el oro frente a los tipos cambiarios euro y yen

Se argumenta muchas veces que el metal amarillo se comporta como una moneda y no como una mercancía. Por lo tanto, los factores macroeconómicos y los tipos de cambio de moneda afectan el precio del oro. Al menos eso es lo que ha afirmado recientemente el analista económico Arkadiusz Sieroń a través del portal Gol-Eage.

 Sierón ha analizado con anterioridad el impacto del dólar estadounidense y su tipo de cambio con el euro y el yen en el mercado del oro. Señalando además que el oro está correlacionado negativamente con el dólar, por lo que se mueve en tándem con la moneda común japonesa o europea, ya que son los principales rivales del dólar estadounidense.

Por otra parte, algunos analistas afirman también que la tasa cruzada entre el euro y el yen afecta el precio del oro. ¿Es eso cierto? Veamos los indicadores que se marcan en el siguiente gráfico.

Gráfico 1: El precio del oro (línea amarilla, eje izquierdo, corrección de Londres, media semanal) y el tipo de cambio Euro/Yen (línea roja, eje derecho, promedio semanal) de enero de 1999 a mayo de 2017.

Por lo que se refiere al largo plazo, no hay un patrón claro. En la década de 2000 hubo una correlación positiva entre el tipo de cambio Euro/Yen y el metal amarillo, mientras que la bancarrota de Lehman Brothers desencadenó un vínculo negativo. Como muestra el gráfico, a raíz de la crisis financiera de 2008-2009, el euro se derrumbó frente a la moneda japonesa, mientras que el oro se disparó. A principios de 2013, la moneda común se apreció debido a la mejora de la situación financiera en la zona euro, mientras que los lingotes continuaron su caída. Pero luego apareció una relación positiva, que se convirtió, una vez más, en una correlación negativa alrededor de 2016.

Arkadiusz Sieroń se centra ahora en ese período muy reciente. Como se puede ver en el gráfico de abajo, existe una clara correlación negativa entre los precios del oro y el tipo de cambio Euro/Yen en 2016-2017. Esto significa que cuando el euro se fortaleció frente a la moneda japonesa, el precio del oro cayó. Y cuando la moneda común se depreció frente al yen, el metal amarillo ganó.

Gráfico 2: El precio del oro (línea amarilla, eje izquierdo, corrección de Londres, media semanal) y el tipo de cambio Euro/Yen (eje rojo, eje derecho, promedio semanal) de enero de 2016 a mayo de 2017.

 ¿Cómo se podría explicar este patrón? El yen se considera un activo seguro, lo que no se puede decir acerca de la moneda común europea. Por lo tanto, cuando los inversores disminuyen su apetito por el riesgo, huyen del euro y estacionan su dinero en moneda japonesa y oro. Fue especialmente cierto en los últimos meses, que han estado llenos de riesgos específicos del euro. En primer lugar, se celebró el referéndum británico sobre la retirada del Reino Unido de la UE, el Brexit. El euro cayó contra la moneda japonesa, mientras que el oro subió. Luego, la victoria de Trump restableció el apetito por el riesgo entre los inversores, por lo que el euro subió, mientras que el metal amarillo entró en caída libre. Y finalmente, la moneda común europea disminuyó contra el yen antes de las elecciones presidenciales francesas, pero rebotó en las secuelas.

¿Qué implica estas situaciones para el mercado del oro? En primer lugar, explica Sierón en su reciente artículo, el riesgo específico del euro se redujo después de las elecciones presidenciales francesas, por lo que el euro podría fortalecerse aún más frente al yen a corto plazo, lo que sería negativo para el oro.

Sin embargo, podría haber tenido lugar la reevaluación importante de la moneda común después de las elecciones presidenciales francesas, por lo que el tipo de cambio Euro/Yen probablemente se estabilice (al menos hasta que ocurra el próximo riesgo importante asociado con la zona euro). En este escenario, el precio del oro se verá afectado por el comportamiento del dólar estadounidense. Dado el peso relativo de la Fed (en comparación con el BCE o el BoJ), el dólar podría apreciarse tanto en el euro como en el yen a largo plazo, lo que podría poco bueno para el metal amarillo. Sin embargo, en el corto plazo, el dólar puede permanecer bajo presión contra la moneda común europea debido a la incertidumbre que rodea a Trump y los datos económicos positivos de la zona euro.

La conclusión es que el tipo de cambio entre el euro y el yen es un indicador útil en la inversión de oro. A largo plazo, no hay un patrón claro, pero recientemente se ha visto una correlación negativa entre ese tipo de cambio y el metal amarillo. El Euro/Yen es un indicador útil del apetito de riesgo entre los inversores de divisas. También aísla el impacto del dólar estadounidense, que es muy importante, dado el fuerte vínculo entre el dólar y el precio del oro. Sin embargo, también es una razón por la cual los inversores no deben basarse únicamente en este parámetro (tanto el euro como el yen pueden moverse de manera similar frente a la moneda estadounidense), sino también el dólar estadounidense y las tasas de interés reales, concluye el análisis del experto Arkadiusz Sieroń.