Wyoming aprueba una ley que elimina los impuestos sobre el oro y la plata

La marea favorable a eliminar los obstáculos para que el oro y la plata se puedan utilizar como medio de pago legal continúa extendiéndose por los Estados Unidos. El último estado en sumarse a esta corriente, promovida por el movimiento libertario que encabeza Ron Paul, ha sido Wyoming, cuyo Senado acaba de aprobar una ley que elimina los impuestos que gravan a los metales preciosos.

A finales del pasado mes de febrero, la Cámara de Representantes de Wyoming aprobó por 44 votos a 14 la ley que reconoce el estatus monetario al oro y la plata, de acuerdo con lo establecido en la Constitución de los Estados Unidos. Una semana más tarde, el 7 de marzo, el Senado del estado celebró la correspondiente votación para refrendar la llamada Wyoming Legal Tender Act (HB 103), que arrojó un concluyente 25 a 5.

De esta forma, el proyecto de ley que había sido presentado por el congresista Roy Edwards, fue enviado a la mesa del gobernador estatal, Matt Mead, para el último requisito antes de su entrada en vigor: su firma.

La nueva ley ha estado respaldada por la Sound Money Defense League, la organización sin ánimo de lucro Campaign for Liberty (fundada por el ex candidato presidencial Ron Paul) y por Money Metals Exchange, una compañía dedicada a los metales preciosos.

El objetivo de la nueva norma HB 103 es eliminar todos los impuestos estatales que gravan al oro y la plata, y reafirmar el estatus de ambos metales como medios legales de pago en Wyoming, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1, sección 10 de la Constitución de los Estados Unidos.

Según Roy Edwards, el congresista que propuso el proyecto de ley, “imaginen que van a un supermercado, le piden al cajero que les cambie un billete de 20 dólares y éste les cobra 80 centavos de impuestos. Pues eso es lo que estamos haciendo en Wyoming cuando gravamos con impuestos la venta de metales preciosos, y estamos haciendo todo lo posible por cambiar esta situación”.

El estado de Wyoming carece de impuesto sobre la renta. Sin embargo, cuenta con un impuesto de venta, que grava también los metales preciosos.

Si al final el gobernador de Wyoming firma la nueva ley, el estado se unirá sus vecinos de Dakota del Sur, Idaho, Utah, Colorado o Nebraska, y a otros 30 estados de la Unión que han dejado de aplicar el impuesto de venta sobre los metales preciosos.

Otros estados como Arizona o Utah han excluido el oro y la plata del impuesto sobre la renta o, como Texas, han creado depósitos de metales preciosos para ayudar a sus ciudadanos a ahorra y realizar operaciones con oro y plata físicos.

Desde la Sound Money Defense League han explicado que obstaculizar la posesión de metales preciosos perjudica a los más afectados por la devaluación monetaria (asalariados, ahorradores o quienes cuentan con ingresos fijos) y a los propietarios de pequeños negocios, en beneficio de los comerciantes de fuera del estado, que no aplican estos impuestos injustos a los compradores.