El platino seguirá cayendo y el paladio subiendo en 2018

La divergencia en el comportamiento del platino y el paladio durante el pasado año 2017 va a seguir manifestándose a lo largo de este 2018, lo que va a determinar el desigual interés por uno y otro metal por parte de los inversores.

Según señala la consultora especializada en metales preciosos Metals Focus, en su informe anual Platinum & Palladium Focus 2018, el sentimiento negativo por parte de los inversores hacia el platino va a persistir durante este año, mientras que el paladio va a seguir atrayendo su interés, por lo que se va a mantener la diferencia en la cotización de ambos que comenzó a abrirse en septiembre de 2017, cuando el precio del paladio superó al del platino por vez primera desde 2001.

Desde Metals Focus consideran que el platino va a tener que enfrentarse este año a un nuevo descenso de la cuota de mercado en Europa de los vehículos diésel, que está siendo más rápido de lo esperado. Por ello, el informe prevé que la demanda de este metal por parte del sector de la automoción se reduzca un 3% al final de 2018, hasta los 3,3 millones de onzas (102,6 Tm).

Por su parte, el sector de la joyería de platino en China no ha mostrado signos de tocar fondo, lo que se ha contrarrestado en parte con las ganancias en los mercados de Estados Unidos y la India. Ello deja el total global estimado para 2018 en prácticamente las mismas cifras que el año anterior: 2,3 millones de onzas (71,5 Tm).

En cuanto a la demanda, la ligera reducción prevista en la producción minera de platino a cierre de este año, un 0,9% menos, hasta los 6,1 millones de onzas (189,7 Tm) no va a ser suficiente para provocar un cambio en el balance físico. De hecho, el mercado del platino va a mantenerse equilibrado en 2018, por cuarto año consecutivo, con un superávit previsto de unas 40.000 onzas (1,24 Tm).

Según los analistas de Metals Focus, para que el precio del platino vuelva a subir se va a necesitar que continúe la progresiva reducción del actual stock de este metal. La consultora estima que, a cierre de 2018, el platino va a subir un 3% con respecto a la cifra del año pasado, alcanzando un precio medio de 980 dólares la onza.

Aunque esta previsión parezca contradecirse con los argumentos que el informe de Metals Focus ofrece sobre el platino, los analistas creen que el platino se va a ver beneficiado por su correlación directa con el oro y las buenas perspectivas que acompañan a éste debido a la debilidad del dólar y la caída de los mercados de capitales.

Paladio

Por lo que respecta al paladio, las previsiones son mucho más optimistas, debido en especial al crecimiento de la demanda por parte del sector de automoción, que alcanzará un nuevo récord en 2018, con un aumento del 2%, hasta los 8,5 millones de onzas (264,3 Tm).

Uno de los factores que van a contribuir a este crecimiento de la demanda de paladio va a ser la aprobación de normas más estrictas sobre el control de emisiones contaminantes en diversos países, lo que va a derivar en el aumento del volumen de paladio utilizado en cada vehículo.

Además, la demanda de paladio en Europa se va a ver incrementada por el crecimiento de la cuota de mercado de los motores de gasolina en el sector de vehículos ligeros, en detrimento de los diésel.

El informe también se refiere a una de las tendencias de futuro más comentadas dentro del sector: la progresiva sustitución de paladio por platino en la fabricación de catalizadores, debido al encarecimiento de aquél en el último año. Según Metals Focus, “no tenemos conocimiento de ningunos planes sólidos para llevarla a cabo”.

En cuanto al suministro total de paladio, la previsión es de una modesta caída en 2018, provocada por la caída del 2% en el suministro minero, hasta los 6,7 millones de onzas (208,4 Tm). Una caída que va a afectar a los principales países productores de este metal, a pesar del crecimiento en otros mercados como Canadá y los Estados Unidos.

En conclusión, desde Metals Focus esperan que el mercado del paladio registre un déficit significativo de 1,24 millones de onzas (38,56 Tm) en 2018, que incrementará la caída de las cifras de reservas de este metal. Su estimación es que el precio del paladio va a crecer un 19% interanual a cierre de año, hasta los 1.030 dólares la onza de precio medio anual.