El nuevo Gobierno de España ofrece tranquilidad y estabilidad en los mercados

El nuevo presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, recientemente ascendido a inquilino de la Moncloa gracias a la moción de censura contra Mariano Rajoy Freire, quiere ofrecer tranquilidad en los mercados con una imagen europeísta y estabilizadora a través del nombramiento de su ejecutivo. Ese es el caso de las nuevas ministras de Economía y Hacienda, Nadia Calviño y María Jesús Montero, que asumirán sus funciones con carteras separadas.

Mientras Sánchez componía su Consejo de Ministros con la elección mayoritaria de mujeres y alguna que otra impactante sorpresa, como la del astronauta hispánico Pedro Duque, Rajoy se despedía de los suyos entre lágrimas, emociones contenidas y pasando a la reserva.

El equipo gubernamental que sacó a España de la crisis económica, consiguió recuperar a algo más de dos millones de parados y sumarlos al conjunto laboral nacional, además de frenar el rescate de la troika, ya es historia. Ahora comienza una nueva etapa de gestión ante la atenta mirada de los mandamases de la Unión Europea, los analistas del Ibex 35 y los mercados internacionales firmantes de centenares de acuerdos bilaterales.

Las dudas se ciernen sobre el joven presidente de Gobierno, tan solo 42 años, que ha llegado al poder sin haber ganado ni una sola de las elecciones a las que se presentó como candidato al frente del PSOE.

Para despejar tales incertidumbres, Pedro Sánchez organiza su equipo rector nombrando por ahora a diez mujeres y tres hombres, igualando así el número de carteras ministeriales del Gobierno anterior. Si bien faltan por definir quiénes se harán cargo de Defensa, Interior, Cultura o algún otro de nueva creación.

Tranquilidad y estabilidad son las bases sobre las que colocar las piezas del tablero, cada una jugando un papel definido en cada territorio de las hasta ahora 17 Comunidades Autónomas. Para ello contará con dos departamentos fundamentales, Economía y Hacienda, que rompiendo las líneas de anteriores presidentes socialistas irán separados.

Al frente de Hacienda toma el mando la sevillana María Jesús Montero, hasta ahora era consejera de Hacienda y Administración Pública de Andalucía.

Para el Ministerio de Economía, se contará con Nadia Calviño (en la foto), gallega, liberal y reformista, avezada en los interiores de Bruselas donde hasta hoy mismo a ejercido como directora general de Presupuestos de la Comisión Europea. Su designación tranquiliza al Eurogrupo y a la banca, tal y como ha señalado la presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín: “En un momento clave para la Unión Europea, tener a Nadia Calviño como nuestra nueva ministra de Economía es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas”.

A su vez, la Bolsa del Ibex 35 ha respondido con una alentadora subida situándose en los 9.770 puntos, con lo que las pérdidas anuales se reducen al 2,67%, mientras la prima de riesgo se coloca en torno a los 102 puntos básicos, cuando hace tan solo unos días, al presentarse la moción de censura, llegó a los 132 puntos.

Respecto al precio del oro, el Fixing cerró ayer (martes 5 de junio) a 1.292,05 dólares la onza (1.107,800 euros). Por su parte, el Spot marcaba esta maña de miércoles un alentador 1.295,50 dólares, cada vez más cercano al nivel de los 1.300 dólares con el que iniciaría su avance prevacacional.

Noticias tranquilizadoras, si bien, de aquí a dos años, pueden cambiar mucho las cosas.

Lo que si se confirma es el axioma que viene produciéndose desde hace siglos: el oro no conoce ni de colores políticos ni de procederes de gobierno. El rey de los metales solo conoce de su propia existencia como valor refugio universal.