El DeLorean de Regreso al futuro, chapado en oro de 24 quilates

En la selecta lista de "coches míticos del cine", como son los Aston Martin de James Bond; el Mini de Mr.Bean; o el V8 de Mad Max; hay un puesto destacado para el DeLorean de Regreso al Futuro. Este cupé con aires ochenteros, convertido en la gran pantalla en máquina del tiempo capaz de transportar a sus ocupantes primero con energía nuclear y luego con basura, es uno de los más cotizados. En concreto se trata del modelo DeLorean DMC 12, del que se fabricaron 8.583 unidades, y que se suele presentar en color plateado, como el de la película, aunque en esta ocasión, el protagonista es uno dorado, en concreto, chapado en oro, que se ha puesto a la venta en eBay por 150.000 dólares.

El DeLorean DMC 12 se produjo entre 1981 y 1982, tres años antes de la primera película de la saga Regreso al futuro. En ella, el doctor Emmett L. Brown afirmaba que “Yo creo que, si vas a construir una máquina del tiempo en un coche, ¿por qué no hacerlo con clase?”, aunque lo cierto es que al principio se barajó en los estudios de grabación la posibilidad de que la máquina del tiempo fuera una nevera... 

De todos los modelos utilizados durante el rodaje de la saga, se conservan tres: dos de ellos son propiedad de Universal Studios, mientras que el tercero fue subastado en 2011 por 423.788 euros. En esta ocasión, el mítico coche con puertas de ala de gaviota -informa el propio anuncio de ebay-es uno de los cinco DeLorean DMC 12 producidos con carrocería bañada en oro de 24 quilates. Excepto los paragolpes, toda la carrocería está finalizada en el lujoso acabado dorado.

En verdad, este es uno de los dos automóviles personalizados por clientes ("tuneado"), al margen de DeLorean, aunque la empresa los reconoce dentro del listado de los cinco de oro. No se sabe cuándo (y por qué) se le aplicó al coche la capa de oro. Lo que sí explica el anuncio de ebay es que una de sus primeras apariciones fue en 1990, en el registro de DuPont. Cooper Classics, un concesionario de vehículos clásicos de Nueva York, publicitó este DeLorean DMC-12 como una unidad "sin kilometraje". En junio de 2017, volvió a aparecer en una subasta en Flint, Michigan, donde mostró el kilometraje que hoy conserva. Y es que  junto al uso del material precioso, también ha influido en el precio de venta de este coche su excelente estado y las únicamente 156 millas (251 kilómetros) que luce en su cuentakilómetros. 

Adquirido por 150.000 dólares (unos 129.600 euros), este vehículo bañado en oro tiene otra particularidad, su transmisión manual de 5 velocidades. Además, es uno de los tres que todavía se mantienen en manos privadas.

El mítico modelo, obra de John Zachary DeLorean, se fabricó hasta 1982 por DeLorean Motor Company (DMC) y se conoce simplemente como DeLorean, ya que éste fue el único modelo que fabricó dicha compañía. Caracterizado por  sus puertas de ala de gaviota y su carrocería metálica de acero inoxidable sin pintura, tras aparecer en la trilogía de Regreso al Futuro (Back to the Future) se convirtió en un objeto de culto.

Otra curiosidad para los amantes del cine: el célebre "condensador de fluzo" es en realidad el "condensador de flujo". Un error en la traducción del término inglés "flux capacitor" causó este error al referirse al componente principal de la máquina del tiempo creada por el doctor Emmett Brown...