El oro, protagonista de la restauración del tren de la reina Victoria

El Museo Nacional del Ferrocarril de York ha comenzado los trabajos de restauración del lujoso tren en el que le gustaba viajar a la británica reina Victoria, un vagón del siglo XIX que quedará como nuevo tras 18 meses de trabajos, según las previsiones del personal de la galería.

La restauración del exterior del vagón incluirá la retirada de capas de pintura y barniz y la aplicación de hojas de oro de 23,75 quilates a mano, para que quede a su estado e imagen originales, como era hace 122 años.

El interior del coche fue restaurado por última vez en el año 2003, para preservar las delicadas telas -en su mayoría sedas-; pero el exterior ha permanecido sin cambios hasta ahora, momento en el que se hará una revisión completa del mismo, gracias a una donación privada al museo, según informa el periódico The London Economic.

Helen de Saram, conservadora y administradora de colecciones del Museo Nacional del Ferrocarril, ha destacado "es muy emocionante poder restaurar este antiguo tesoro a su antiguo esplendor, utilizando una combinación de los últimos materiales y técnicas, así como habilidades artesanales tradicionales.

Respecto a la finalización de los trabajos, la conservadora ha afirmado que "planeamos terminar el primer lado a tiempo para la boda real, que se espera que sea en mayo", en referencia al enlace del Príncipe Harry y Meghan Markle, que tendrá lugar el sábado 19 de mayo en el mítico castillo de Windsor.

La Reina Victoria fue monarca británica desde la muerte de su tío paterno, Guillermo IV, el 20 de junio de 1837, hasta su propio fallecimiento, el 22 de enero de 1901. Además, fue la primera emperatriz de la India, cargo que ocupó desde el 1 de enero de 1877 hasta su deceso.

El vagón de tren que está siendo restaurado originalmente costó 1.800 libras, de las cuales la reina contribuyó personalmente con 800.