Un tesoro romano del siglo I, encontrado en Yorkshire (Inglaterra)

Un tesoro formado por joyas, monedas de plata y restos de vasijas romanas, fechadas en el siglo I de nuestra era, fue descubierto por unos aficionados con detectores de metales en Yorkshire (Inglaterra) en 2015, aunque el hallazgo no se ha difundido hasta ahora, después de que un equipo de arqueólogos haya examinado la zona para localizar más restos.

Según informa The Telegraph, el hallazgo tiene una gran importancia histórica, ya que los restos romanos encontrados hasta ahora en Inglaterra estaban datados en los siglos III y IV de nuestra era. El hecho de que estas piezas sean del siglo I significa que existían asentamientos romanos de clase alta en las Islas Británicas mucho antes de lo que se creía.

Las primeras piezas fueron localizadas en 2015 por tres aficionados a la arqueología, Paul King, Robert Hames y Robin Siddle, quienes suelen dedicar los fines de semana a recorrer el país con detectores de metales, más para investigar sobre el pasado que para encontrar tesoros.

Aunque habían encontrado piezas valiosas con anterioridad, el descubrimiento de 18 monedas romanas de plata ha sido el más importante hasta ahora. A pesar de que se produjo en 2015, el hallazgo se ha mantenido en secreto durante tres años, para permitir que un equipo de arqueólogos realice excavaciones en la zona.

Aun así, la localización exacta dentro del territorio de Yorkshire no ha sido desvelada, para impedir la afluencia de curiosos y cazatesoros.

En las últimas semanas, los arqueólogos han desenterrado aún más monedas romanas, así como numerosos restos de piezas de cerámica y un pequeño broche, en muy buen estado, hallado en una de las tres tumbas infantiles descubiertas hasta el momento.

Las piezas encontradas permiten asegurar, según el responsable de la excavación, Chris Casswell, que se trata de un asentamiento de clase alta. De hecho, se han encontrado numerosas teselas y restos de mosaicos, característicos de las villas romanas.

Entre los restos de vasijas, habituales en las excavaciones romanas, se encuentran piezas con una elaborada decoración y restos de ánforas que podrían haber contenido aceite de oliva y vino, transportado por el Mediterráneo desde sus lugares de producción.

Todo ello apunta a que se trata de un asentamiento de alto estatus, con importantes riquezas y que data del siglo I de nuestra era, ya que los denarios de plata encontrados son de la época del emperador Vespasiano (años 69-79 d. C.), cuando los romanos se adentraron hacia el norte y se establecieron en York.

La excavación de los restos está siendo realizada por la compañía DigVentures, una empresa social fundada por arqueólogos y financiada con crowfunding, que se encarga de realizar exploraciones que, de otra forma, no se podrían realizar por falta de financiación.

Según el responsable de la excavación, Casswell, los autores del hallazgo actuaron con una gran responsabilidad, al comunicar el mismo a las autoridades. Una vez realizado el inventario, según el sistema británico, un juez se encargará de determinar a quién corresponde la propiedad de las piezas encontradas.